A+ R A-

Central jugó su mejor partido y apabulló a Racing, pero no pudo ganar

El equipo de Cocca desarrolló un gran funcionamiento y generó una enorme cantidad de situaciones, pero empató 1 a 1. Gamba hizo el tanto canalla y Licha López igualó en una de las pocas llegadas
 

Central jugó su mejor partido. Apabulló a Racing. Por momentos lo sometió a voluntad. Y más allá de que sumó un empate más, el sexto en fila, fue una producción superlativa la del equipo de Cocca.

Fue tan amplia la superioridad de Central, que el equipo de Coudet lució timorato y vulnerable, pese a tratarse de un adversario que tiene jerarquía individual.

El funcionamiento colectivo canalla fue superior a todo lo que exhibió en la Superliga. Táctica y técnicamente la academia rosarina fue muy superior a la de Avellaneda. Cada incursión en territorio visitante era sinónimo de alto riesgo para los de Coudet. Pese incluso a que el técnico centralista, que acertó en casi todo, no obtuvo de Joaquín Pereyra lo que pretendía. Algo que admitió al cambiarlo por el propio Zabala en el amanecer del complemento.

Molina, Rius, Riaño, Novaretti fueron construyendo con sus compañeros un edificio que debía terminar en victoria. Pero no. Palos, atajadas de Arias, rebotes increíbles, formaron parte del caprichoso empate final.

Central debía ganar. No lo consiguió. Pero hizo de todo para lograrlo. Por eso el final en igualdad es irreprochable para el equipo auriazul, porque jugó muy bien. Tal vez como nunca a lo largo de la Superliga.

Presionó, jugó y atacó. Pero Racing en dos llegadas empató y casi hace el segundo. Cosas del fútbol.

Los canallas arrancaron el partido ejerciendo una presión intensa para evitar que Racing disponga del balón y de los espacios, recursos necesarios para que el conjunto de Coudet pueda desplegar su esquema.

La táctica de Cocca rápidamente dio resultados porque se hizo dominador y a los 14 minutos un centro rasante de Molina encontró a Gamba libre, quien con un derechazo combado abrió el marcador. Golazo.

Pero en la primera llegada de Racing, Lisandro López quiere meter un centro pero la pelota caprichosa se mete en el segundo palo de Ledesma. Otro golazo.

Después del empate, el partido entró en la zona de equilibrio, en el que recién asomó otra jugada de riesgo a los 39, cuando un pelotazo encontró a Riaño libre pero la salida apresurada ganó Arias.

Los minutos finales de la etapa inicial fueron todo para Central. Porque le quitaba la pelota en la salida a Racing y así Riaño habilitó a Rius, quien solo frente al arco remató desviado.

El entretiempo llegó con la sensación que Central mereció irse al vestuario con una ventaja en el resultado, la que sí mostró en el campo de juego.

El segundo tiempo comenzó con una polémica, porque Gamba fue a buscar una pelota y el arquero Arias se anticipa impactando con la rodilla en la cara del delantero, en una infracción que debió ser penal pero Baliño no lo observó.

Racing no le encontraba la vuelta, y a la salida de un tiro libre abren para Molina, que mete otro centro preciso y Novaretti cabeceó al gol, pero Arias voló y despejó.

Y enseguida otra vez Molina asistió a Gamba, pero su cabezazo pegó en la parte externa del arco.

Pero el fútbol tiene esas cosas que lo convierten en imprevisible, porque otro envío al área canalla casi termina en gol, cuando Rojas ejecutó un tiro libre y la pelota pegó en el travesaño.

En dos llegadas, Racing había convertido un gol y casi hace el segundo.

Luego Central disponía a los 27 minutos de una clara situación de gol cuando Riaño encaraba solo hacia al arco, pero le cobraron una posición adelantada que no fue.

Pero los canallas no cesaron en la búsqueda. Otro centro, en este caso de Rius, encontró la cabeza de Caruzzo pero la pelota de nuevo pegó en el travesaño.

Y enseguida fue el propio Caruzzo que capturó un rebote y la pelota la sacó Sigali sobre la línea.

Si hasta a los 89' Novaretti se mandó como lateral izquierdo y metió un centro rasante, que Zabala capturó pero su remate pegó en el palo.

El fútbol no entiende de merecimientos. Tampoco de ingratitudes. No obstante Central puede quedarse tranquilo. Porque jugando así, el triunfo que anhela llegará.

Rosario Central: Jeremías Ledesma; Nahuel Molina, Matías Caruzzo, Diego Novaretti y Emanuel Brítez; Ciro Rius, Fabián Rinaudo, Joaquín Pereyra (58' Zabala) y Leonardo Gil; Claudio Riaño (83' Allione) y Lucas Gamba. DT: Diego Cocca.

Racing Club: Gabriel Arias; Iván Pillud, Leonardo Sigali, Alejandro Donatti (78' Orban) y Eugenio Mena; Matías Zaracho, Marcelo Díaz, Diego González y David Barbona (53' Rojas); Lisandro López y Darío Cvitanich (61' Cristaldo). DT: Eduardo Coudet.

Arbitro: Jorge Baliño.

Estadio: Gigante de Arroyito.

Goles: 14' Gamba (C), 21' López (R)

TV: TNT Sports